Viernes  23 de Octubre de 2020 | Última actualización 08:30 PM
Crisis e indolencia
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 1:57 PM

La pandemia provocada por el coronavirus es una desgracia natural, potenciada por el capitalismo, que nos recuerda la peste negra o bubónica que afectó a Eurasia en el siglo XIV, alcanzando su punto máximo entre 1347 y 1353, cataclismo esperado por la crisis del sistema y el cambio climático del planeta.

Las grandes devastaciones propiciadas por la voracidad del capital, ha promovido el calentamiento global, inundaciones y sequías, degradando la naturaleza y la salud de la población más vulnerable.

Esta realidad no sólo afecta al mundo en términos de millones de muertes, dolencias somáticas y psicológicas, sino que obliga al distanciamiento, enclaustramiento y empeoramiento de las condiciones económicas.

La República Dominicana no es la excepción, agravadas sus condiciones materiales por el impacto del Covid-19, su velocidad y escala de contagio, ineptitud e indolencia del gobierno y la clase dominante.

Las funestas consecuencias son hoy evidentes, con más severidad en la población más desprotegida, mientras los que disfrutan del poder aprovechan para desvencijar el erario y hacer grandes negocios.

La campaña electoral y los comicios del pasado 5 de julio demostraron cómo la partidocracia y las estructuras de poder contribuyeron a expandir el contagio del Covid-19, sobre todo entre los más pobres.

Los medios de comunicación no son usados para educar ante esta calamidad natural, sino para la promoción política, defensa de intereses mezquinos en el orden personal y grupal de quienes se disputan el poder.

En este período de transición de mando, de Danilo a Luis, se inicián los “golpes de pecho” y la búsqueda de culpables en los pobres que reciben los embates del Covid-19, sometidos a precariedades e ignorancia.