Viernes  18 de Septiembre de 2020 | Última actualización 07:50 PM
Cálculo fallido
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 12:27 AM

Los corruptos enquistados en el Estado durante las últimas décadas confiaron en que la impunidad sería eterna ante la mirada indiferente de la sociedad, porque la supina ignorancia le ha impedido saber que en las luchas de los pueblos “hay décadas en las que no pasa nada y semanas en las que pasan décadas”.

Gente descarada, perversa e incorregible que se iniciaron en el robo cuando se llevaba a su casa los juguetes de los compañeritos de escuela y hacía rabieta cuando le obligaban a devolverlos a sus dueños.

Las acciones delictivas de la cáfila que se ha robado el país y muestra hoy la fortuna que nunca soñaron, muy temprano encaminó sus pasos hacia un partido que dio señales de corruptela e impunidad.

El 23 de noviembre de 1973, ladronzuelos, sociópatas empedernidos y “honorables” de pacotilla llegaron al extremo de obligar a Juan Bosch a renunciar del PLD, asqueado de tanta podredumbre.

Ese hecho presagiaba lo que harían los “estrategas” de llegar al poder a través de la mano de Joaquín Balaguer, quien planeó la “venganza china” (del cuento aquel) contra Bosch, su eterno oponente.

Hoy salen derrotados con las manos levantadas, no sabemos si en señal de obediencia a quienes deben apresarlos por el saqueo o si se trata de una burla descarada de que ya no andan con “una mano delante y otra detrás”.

Los corruptos y corruptores se creyeron que un día serían sepultados con honores oficiales al evadir la justicia, crédulo de lo que dijo Leonel Fernández de que gobernarían hasta el 2044… “y después hablamos”.

Un cálculo fallido: El pueblo se hartó de tanta corrupción, abusos de poder y salió a exigir justicia… y le aplicó el voto de castigo; la venganza al estilo del chino dueño del hotel, del mismo cuento.