Viernes  20 de Julio de 2018 | Última actualización 11:11 AM
El ocaso del oportunista
Por: TEÓDULO ANTONIO MERCEDES | 7:05 PM

La vida siempre ha tenido sentido cuando se vive con dignidad, independiente del éxito o del fracaso de los proyectos que se desarrollen en el día a día del ser humano.

Mucho antes que el dominicano adoptara para su diario vivir, hacerlo en función de sus convicciones, el sentido del respecto era intrínseco en el hombre del renacimiento y cuando alguno por malicia o ventajas pasajera, hacia del olvido su ardoroso compañero, la dignidad quedaba atrapada en el subconsciente como una voz permanente recordándole su desventura.

Estas ideas vienen a colación por la actitud que hoy asumen las mayorías de las voces autorizadas del Foro de Mujeres por la Reforma Constitucional, al ver tronchada sus esperanzas de promover el avance no tan sólo en lo que respecta al genero, sino en lo que concierne al desarrollo científico en temas todavía controlados por el oscurantismo de corte medieval que ostentan personalidades influyente de nuestra sociedad.

Estas ideas me fragmentan la visión, porque no mucho tiempo atrás, observaba parte de esas voceras, en listado partidario endosándole su apoyo al entonces candidato Dr. Leonel Fernández, por representar el progreso, que requerían “las feministas dominicanas.”

Con el tiempo me fui acostumbrando a escuchar esa clase de lisonjas, entonces, no para el candidato, sino para el Presidente y luego para algunos de sus funcionarios por los dadivosos que eran frente a las ONGs. que administran desde que Caín cometió el pecado de matar a su hermano Abel.

Para ejemplo, remito a los lectores a los periódicos digitales de fecha 17 de febrero del año 2006, donde se reseña un acto, desde luego pago por los homenajeados, donde conocidas activistas de los derechos de las mujeres daban las gracias desinteresadas por las atenciones y ayudas recibidas por un sinnúmeros de artistas, pero más que gracias, daban pena por su actitud lisonjera parecida a las asumidas en la “famosa era gloriosa”, que tanto envileció a los intelectuales nacionales.

Debo decir, que independiente de la degeneración de estos revolucionarios y revolucionarias, las mayorías de las damas de estos movimientos sociales han dedicado una gran parte de su vida a la lucha por estas reivindicaciones, entonces catalogada de género, hoy de desarrollo social.

En su lucha desigual, a veces apoyada por amigos personales en diferentes gobiernos, muchas lograron producir un modus vivendi quizás sinuoso que ha permitido desarrollar otros intereses, que no necesariamente coinciden con los originarios.

Luego de la aprobación del artículo #30, que logro tensionar las tácticas y estrategia de los grupos políticos, las luchadoras de siempre se rasgan sus vestiduras y se quedan con el sabor amargo de una derrota más, al no articular táctica certera para lograr sus objetivos.

Tienen razones las mayorías del Foro de Mujeres por la Reforma Constitucional, cuando afirman que en la sesión donde se conoció dicha pieza, "se impuso el autoritarismo", y respondió a intereses particulares y electoreros, coincidiendo con las ideas de los sectores más conservadores y fundamentalistas del país".

Esas mismas razones, son las que producen las dádivas que cada cierto tiempo le otorgan los funcionarios y el propio Presidente, para que ellas no hablen del hambre, corrupción, miseria y delincuencia que cada mes matan más niños y seres vivos que el propio aborto, que con tanta vehemencia se defiende y el cual es condenados por leyes que nadie respeta.

Son pocas las consternadas que se preguntan: ¿Por qué el “presidente del progreso” cometió el error de llevar ese tema religioso a discutir en un lugar inapropiado, que tiene otras funciones que cumplir?

¿Qué necesidad tenía de llevar ese adefesio de la era paleolítica a discutir en un Congreso dócil a los intereses del Presidente y por qué de manera sorpresiva, la docilidad se transforma en algunos, en una “verticalidad” de dudosa procedencia?

¿Qué agente encubierto preparó el tranque para chantajear al PRD, o si no, acusarlo de ser el enemigo de todos los sectores de la Iglesia Católica, luego del clamor a todo pulmón de Ratzinger el príncipe de Roma, que con razón afirmo que debemos parar el flagelo de la corrupción que desborda el gobierno del PLD?

Más que a los sectores profesionales, con demostrados conocimientos científico del tema, el Presidente Fernández se burló de los sectores feministas que le han sido afines, que pretendieron que en la vida política todos es complacencia, desconociendo el grado de sacrificio que se tiene que aportar para la consecución de un propósito.

¿Acaso no es sacrificio para un humilde perfumado por su abolengo, subirse en una tarima electoral, con el popularísimo Omega, para canalizar su simpatía como cantante, a favor de lo que se pregona como “progreso”, que no es otra cosa que bienestar para él y sus seguidores?

Pero es payasada, cuando se quiere impedir un premio artístico al mismo cantante otorgado por su trayectoria artística, no por “bueyero”, leonelista o perredeísta.

La doble moral que fue cobertor de accionar del PLD, ha quedado al descubierto, no tan sólo en esta discusión, sino en el abandono de los sectores productivos, culturales, energéticos y sociales, los cuales pretende nuevamente confundir con su nueva agencia de desinformación pagada con el dinero de los contribuyentes.

Con este desvelo comienza en Santo Domingo el ocaso del oportunismo, lo cual es un hecho de gran trascendencia en la vida política y ética del pueblo dominicano, que se vio embrutecido por la simulación y el engaño sobre todo en los últimos tiempos, por los medios publicitarios que repetían a todas horas sus mentiras sin cesar.

El partido de gobierno ha ensanchado sus puertas al penetrar al Estado, ha dado parte del trofeo ganado con malas artes para permanecer en la conducción del país, a comensales que siempre están en las tinieblas, pero que acompañan a los nuevos vencedores desde la oscuridad, abanderándose del tecnicismo y la apoliticidad. A los nuevos le preparo mesa aparte, al mismo tiempo que lo obliga a llevar grandes banderas de manera pública, para que todo el mundo observe el trofeo logrado por la demostración de su nueva convicción y convencer a los viejos militantes, con su laborantismo apresurado, de esa repentina conversión.

Con ese proceder, el mundo del apolítico comienza a derribarse como un castillo sin sustentación. En el mismo plano está el independiente, porque en la medida que se profundiza la crisis, no logra conservar su independencia, porque los detentadores del poder político consideran que quien no está con ellos, está en contra de ellos, llegando a ser un individuo cuestionado, que ven en su comportamiento un cuestionador silente de su gestión gubernativa.

Cuando cada día que pasa se divulgan nuevos desfalcos en el erario, y las acciones delictivas rebasan lo permisible, los dobles moralistas también derrochan dineros en el centenario de Juan Bosch, porque como dice el argo popular “una mano lava la otra”, intentando unificar su gestión con las ideas éticas de aquel que fundó esa entidad política que hoy conduce de manera desacertada los destinos de la nación.

En décadas pasadas hubo un primer intento de despenalización del aborto terapéutico en el contexto de los trabajos de modificación del viejo Código de Salud, pero la sociedad civil totalmente desarmada permaneció en silencio, hoy el llamado a la despenalización fue enorme, pero los contestatarios utilizaron tácticas erradas, donde la quinta columna del gobierno, en el cual muchos confiaban, lograron orquestar otros propósitos políticos que no lograron pasar, pero si sacrificar el avance social.

Esta mezcla de intereses debe de concientizar a los verdaderos luchadores y hacerlos ver que el avance social, sólo es posible con el desplazamiento de los dobles moralistas del poder, con el grupo que quiérase o no está en capacidad para producir ese cambio político, porque de lo contrario vivirán de frustración en frustración.

¡Estas son las leyes que han dirigido la historia y así parece que será!

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>