Viernes  20 de Julio de 2018 | Última actualización 11:11 AM
Gutiérrez Féliz habla sobre “un hombre de dignidad patriotica”
Por: NERY ESTÉVEZ | 6:18 AM

MIAMI, Florida.- Ante un salón repleto de dominicanos y dominicanas ansiosos de conocer más sobre la vida del “Actor solitario de su propia historia”, como lo llamó el disertante de la noche e invitado del Consulado dominicano en La Florida, el abogado y escritor Euclides Gutiérrez Féliz, comenzó una charla íntima, por lo emotiva y llena de recuerdos, entre uno de los más cercanos colaboradores y amigos del único dominicano que ha fundado dos partidos políticos, que han detentado el poder en la República Dominicana, el Maestro de la Dignidad y del decoro, el Profesor Juan Bosch.

Dando inicio a la actividad, el Maestro de Ceremonias de la ocasión, Virgilio García, presentó al Presidente del Partido de la Liberación Dominicano (PLD) en La Florida, Amaury Ríos, el cual expresó “el privilegio que representaba el que uno de los discípulos más aventajados y el más cercano colaborador y Asistente Personal por más de 20 años, del Prof. Juan Bosch, el Dr. Euclides Gutiérrez Féliz, fuese el escogido por la Comisión encargada de organizar los eventos para conmemorar el Centenario del fundador del PRD y del PLD, para ofrecernos esta conferencia, sobre quien es, sin duda alguna, el más notable e influyente político dominicano”.

El Lic. Manuel Almánzar, Cónsul dominicano en La Florida, fue el responsable de presentar a quien en esa ocasión, sería el encargado de, entre datos históricos y vivencias personales matizadas de emociones y recuerdos que le hacían callar por momentos y remontarse a situaciones pasadas, como lo fue la fundación del PLD, por un hombre de más de sesenta años, que no tuvo reparos en comenzar de nuevo lo que ya había conseguido en el 1938, cuando motivado por Cotubanamá Henríquez, en Cuba, fundó el Partido Revolucionario Dominicana, PRD, para hacer oposición a la tiranía Trujillista.

El Lic. Almánzar, expresó su satisfacción “por ser la segunda vez que tengo la honrosa misión de presentar a este maestro, periodista, abogado y político dominicano, nacido en 1936 en Santo Domingo y desarrollado como ciudadano en Montecristi, el cual viene a hablarnos esta noche sobre Juan Bosch, un hombre al que profesa toda la admiración y el respeto que se merece una figura de la dimensión del ilustre vegano, cuyo pensamiento, obra y proceder, defiende en el plano intelectual y político, pero que en su momento, aun sin ser miembro del partido, defendió con las armas en las manos, en el glorioso abril del 1965”.

Y a seguidas, los hombres y mujeres que esperaban ansiosos por oír de labios de quien fue testigo de primera mano de parte de la historia del único dominicano que ha exigido, y conseguido, que el gobierno de Estados Unidos de América, destituyese a un alto funcionario de su gobierno(de nombre Thomas) ante la imposibilidad de probar una acusación al gobierno que presidía el Prof. Juan Bosch.

Y, hablando de cosas únicas, también fue él, el Maestro de Río Verde, La Vega, quien, siendo un adversario indoblegable del Generalísimo Trujillo, en 1941 obtiene en Santo Domingo el primer premio de los Juegos Florales Hispanoamericanos auspiciados por el régimen trujillista, con su cuento “EL SOCIO”, hecho éste que fue posible, gracias a la valentía exhibida por el Presidente del jurado, el Sr. Ramón Emilio Jiménez, el cual, al ser abierto el sobre que ponía al descubierto del nombre del ganador, autorizó a que fuese leído ante el público, el nombre de quien superó a los hasta entonces mejores cuentistas de Latinoamérica, los Hermanos Quiroga: El profesor Juan Bosch. Obviamente, producto del terror colectivo de la época trujillista, cuando se mencionó el nombre del ganador… el público no aplaudió. En ese entonces, ya el profesor Juan Bosch, había ganado en Cuba, el Premio Hernández Catá, con su cuento “La nochebuena de Encarnación Mendoza”.

Desde muy joven, Juan Bosch, se dedicó a la creación literaria, sobre todo en el cuento, logrando el más alto grado de maestría en ese género entre los escritores dominicanos. Sus cuentos figuran en las más importantes antologías de ese género literario en lengua española. Juan Bosch, forma con Miguel Ángel Asturias y Arturo Uslar Pietri, el trío de narradores caribeños precursores del realismo mágico latinoamericano.

El Dr. Euclides Gutiérrez Félix, haciendo gala de un estilo sencillo, llano, accesible a todos, desgranó en nuestros oídos, datos históricos, anécdotas, vivencias compartidas, emociones vívidas y sobre todo…..parte de nuestra historia, de la cual fue, en ocasiones, testigo de primera mano!.

Nos hizo recordar como la “base filosófica de una nación es la lengua, su capacidad de comunicarse, su identidad religiosa y otros rasgos culturales”. Sin olvidarse de recordarnos que “la República Dominicana ha sido el Actor Solitario de su propia historia, ya que, desde su nacimiento, ha luchado contra cinco de los más poderosos ejércitos extranjero, infringiéndole a Gran Bretana, la más grande derrota (Penn y Benables), aunque lograron ocultarla por más de 200 (doscientos) años”.

Asimismo, nos recordó “como en los inicios el gobierno de Trujillo, Juan Bosch fue encarcelado por razones políticas, permaneciendo varios meses en prisión. Durante la misma, en Nigua, San Cristóbal, fue afectado por serios quebrantos de salud. Salvó la vida, gracias a la intervención del joven escritor César Herrera. Más tarde, superada su gravedad, fue recluido en La Torre del Homenaje, de la Fortaleza Ozama, donde compartió celda con el conocido músico Julio Gautreaux, inspirándose en la composición de los versos de una pieza musical a la que ambos, pusieron por título “La Gaviota”.

“Un sociólogo intuitivo, con una vida llena de vivencias y episodios hermosos”, fue uno de los calificativos que tuvo el Dr. Gutiérrez Féliz para el Prof. Bosch, el cual, establecido en Puerto Rico, producto de la atención que había despertado en Trujillo, fue contratado para recopilar y ordenar los trabajos de Eugenio María de Hostos, trasladándose luego a La Habana, Cuba, a dirigir la edición de las Obras completas del Maestro Antillano, del cual decía Bosch que “si bien es cierto que yo nací en La Vega, renací al conocer a Eugenio María de Hostos”, del cual asimiló la profundidad de su pensamiento de unidad y solidaridad antillana”.

De la mano de Euclides Gutiérrez Féliz, vivimos momentos de nostalgias, de recuerdos, de añoranzas por el líder y maestro, que desde la presidencia, auspició la promulgación de la más progresista y liberal constitución que ha tenido la República Dominicana en su historia, pasando por su entrega a la tarea más hermosa que un ser humano pueda realizar, el magisterio, hasta el momento de evocación de la fundación del PLD, cuando a petición del conferencista, dos damas presentes, a instancias se pusieron de pie, para testimoniar como fueron testigo, siendo unas adolescentes de 14 y 15 años, de ese momento. Las hermanas Carlota Y María Elsa Roberts, desde esa fecha, fueron “flechadas” por la magia de aquel maestro, que hizo del servicio a la patria, su argumento de vida.

Y, tal y como expresó el charlista “sintetizar en una hora la obra, la vida de un hombre de la dimensión del profesor Juan Bosch, es misión imposible”. No obstante, las dos horas a que se extendió finalmente la conferencia, nos dejó el sabor agridulce de las tardes de sol y las noches de luna a la orilla del malecón dominicano, donde ….siempre falta tiempo…, cuando debemos de regresar a casa, para volver al…”al mundo real”.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>