Martes  02 de Septiembre de 2014 | Última actualización 09:17 PM
Agencia Internacional Certifica a los primeros 30 productores
Por: RAMON MINYETY | 11:30 PM

La Cooperativa de Ahorro y Crédito, Servicios Múltiples de Productores, Campesinos y Microempresarios Azuanos (COOPFEPROCA) Inc., desarrolla con éxito Proyecto de Producción de Banano Orgánico en Azua.

AZUA.- La Cooperativa de Ahorro y Crédito, Servicios Múltiples de Productores, Campesinos y Microempresarios Azuanos (COOPFEPROCA) Inc., está contribuyendo con el mejoramiento de la calidad de vida de cientos de pequeños productores del Valle de Azua y de sus familias.

Esos lobros económicos y sociales se han obtenido con la implementación del proyecto de producción de banano orgánico para exportación, el cual se está desarrollando con mucho éxito.

Esta iniciativa, que busca también la sostenibilidad del ecosistema productivo del Valle de Azua, cuenta con el apoyo financiero de la Hispanic In Phianthophy (HIP), de los Estados Unidos, el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), de la República Dominicana y como contraparte la COOPFEPROCA Inc., y la integración activa de la diáspora dominicana radicada en New York.

Los señores Santo Hipólito Guerrero, Presidente del Consejo de Administración y Manuel Tejeda, Gerente General de la COOPFEPROCA informaron que los resultados obtenidos hasta el momento han sido halagüeños, por lo que se espera que los productores tengan una mejoría sustancial en cuanto a sus condiciones de vida.

Informaron que como un logro importante se destaca que la Agencia Internacional Certificadora IMO-CARIBE, de origen Suizo, otorgó la certificación, mediante resultados, a los primeros 30 productores del proyecto, que representan unas 984 bajo las normas de certificación.

Del grupo quedando 64 productores que se encuentran en el período de transición, con unas 2 mil 423 tareas.

Destacaron que esa certificación es muy importante, tanto para los productores como para la COOPFEPROCA porque el proyecto estará en disposición de ofertar el producto en un breve plazo.

Otros de los logros del proyecto es la creación y el fortalecimiento de la Asociación de Productores de Banano Orgánico de Azua (APROBADA).

Resaltaron que la COOPFEPROCA ha establecido un vínculo real con la diáspora dominicana radicada en Estados Unidos.

Los directivos de la COOPFEPROCA informaron que en la actualidad existe un área sembrada de 2 mil 335 tareas de guineos orgánicos y en transición, las cuales entrarán en plena producción a mediados de mayo, y que las proyecciones de siembras para el año 2014 son de unas 10 mil tareas.

Explicaron que las primeras áreas sembradas que entraron en producción, les fueron consignadas a exportadores locales, y fueron exportadas al mercado Europeo (Francia) y a la parte sur de los Estados Unidos, con una buena aceptación.

“En la COOFEPROCA hemos adquirido una importante experiencia en cuanto al manejo (postcosecha) y empaque de la fruta. Estamos haciendo esfuerzos en la capacitación de nuestros productores y de los que estamos involucrados en esta iniciativa de desarrollo, de producción y comercialización, l, respetando el medio ambiente.

En ese sentido, explicaron que hasta el momento se han realizado numerosas jornadas formativas, impartidas por facilitadores especializados, logrando incrementar los conocimientos de los productores, y una mejoría en cuanto a los conocimientos de las actividades de producción y comercialización del banano orgánico.

La COOPFEPROCA es una cooperativa que tiene experiencias en el manejo de proyectos relacionados con el desarrollo social y económico de la provincia de Azua, cuenta con personalidad jurídica propia y vigente en República Dominicana y dispone de capacidad institucional. Tiene más de 9 mil socios y socias y en los últimos ocho años ha canalizado préstamos por más de 350 millones de pesos en la provincia.

Esa institución inició impulsada por la Federación Provincial de Productores y Campesinos Azuanos FEPROCA Inc., en el año 1987, con el propósito de movilizar y promover el ahorro popular y otros servicios a los habitantes de la provincia de Azua y sus comunidades.

Proyectos como éste son los que necesitan los hombres y mujeres del campo para mejorar las condiciones de vida de ellos, sus familias y en consecuencia de la comunidad. Ya es hora de que se acuda en auxilio de los agricultores, para que no tengan que abandonar sus predios e irse a formar parte de los cinturones de miseria de las grandes ciudades. Llevar la modernidad al campo es una tarea urgente, sin ello no se puede hablar de desarrollo, lo demás es retórica hueca. No es posible ignorar a los que les falta todo sin que la ley de equilibrio no se rompa. Hay muchas maneras de contribuir a la paz social y ésta es una de ella. El hambre de los pueblos es enemiga de la paz.

Sol M. Recio Suzaña , Santo Domingo