Cuando Castro supo la noticia