El perdón y el avión