La OTAN, Colombia y nuestra América