Venezuela: Soberanía, degradación y sedición