La violencia de género, una realidad en la República Dominicana