Por orden judicial el expresidente Lula no puede salir de Brasil