Elección de Suprema Corte de Justicia deja sabor amargo en el país