Primarias, elecciones y riesgo fiscal