El esfuerzo fiscal para financiar la educación