El erotismo en la política de empleo público