Jueves  06 de Mayo de 2021 | Última actualización 08:13 PM
Es nuestra oportunidad
Por: Prensa Latina | 8:29 PM

Como país, creo que tenemos la oportunidad de enrolarnos dentro de las actitudes y actividades que no viven en permanente riña con la verdad y los principios, al tener un Presidente y también un grupo de funcionarios bien intencionados con la Patria.

En los últimos 20 años hemos estado gobernados por una serie de individuos que parece asistieron a la misma escuela de maldad y corrupción, y que fueron paulatinamente dejando un sello en las instituciones de manera que el funcionario que fue designado en ese tiempo en una función pública y no se suma a lo que han hecho otros, de depredar y buscar la forma de esquilmar hasta lo último a todo el erario que estuviese en relación con oficinas económicas en que se mueva dinero.

Es notorio que si pasas por la posición y no robas, como debe ser, limitarte a tu salario, y algunos beneficios que pueda tener la posición, de inmediato es tildado de ser un tonto. Podríamos poner muchos ejemplos, pero se me ocurre el de un alcalde que laboró en San Juan de la Maguana, nativo de allá, ya fenecido, fue un síndico ejemplar, y sobre todo, manejó con pulcritud los fondos comunales.

Como dicen, salió con una mano adelante y otra atrás. Hoy le hacemos este reconocimiento póstumo, ya que nunca se le hizo en vida.

Hacer esto, nos permite establecer diferencias y nos coloca en el terreno de la esperanza, y sobre todo, el pensar que tenemos, como país, que retornar a la honestidad, si queremos recuperarlo del abismos negro en que lo dejo él PLD en sus últimos 24 años, incluyo los 4 años de Mejía.

Tenemos entre todos que tratar de reconstruir a este país, poder sentir el fervor y la alegría interior de ser dominicano, como lo sintieron con toda seguridad Juan Pablo Duarte, Sánchez y Mella, asi como Luperón y Caamaño.

Queremos vivir en una nación en donde los nacionales viajen por placer, y no compelidos por las circunstancias económicas, es decir, que no haya huidas por razones de tratar de mejorar las finanzas, o peor aun, porque la alimentación educación y vivienda le es negada por una inequidad existente, manejada por una mafia política, empresarial, religiosa y militar-policial.

Hoy en día no hay un sólo país en el mundo, en donde no se encuentren dominicanos huyendo de la situación en el país en donde nacieron, y donde les gustaría vivir.

Pero lo curioso, es que gracias a esa diáspora en el mundo entero es que hemos podido sobrevivir a la crisis creada por la Pandemia de Covid-19, y a la depredación que los políticos, militares y empresarios le han impuesto a nuestro país.

Estos exiliados de su tierra, envían mensualmente entre US$8.0 y US$10 mil millones de dólares, que ha podido transitoriamente paliar la crisis creada por ese robo indiscriminado.

Obviamente, las buenas intenciones del presidente Luis Abinader, y parte de los empresarios que les acompañan, han hecho mucho para evitar el derrumbe total al que apostaron estos depredadores de país.

Tenemos que unirnos para alejar del poder a todos estos políticos ladrones de las posiciones importantes, ya que están organizándose y amarrando los lazos que los haga continuar sus actividades depredadoras sobre el país.

No importa el partido a que pertenezcan, estas mafias están por encima de la actividad partidaria. Esto era lo que pasaba en el Senado de la República, que se iban a unir para continuar su robo amarrándose a la Cámara de Cuentas.

Afortunadamente, la actitud seria de los miembros del Senado, y de la mayoría congresual, marcó las pautas, y parece que eligieron lo mejor. Eso es lo que hay que hacer, ir desplazando nombres sonoros en la política e ir sustituyéndolos por gente honesta y bien preparada.

Pero tú criticas al articulista pero no pones tu nombre. ¿Y entonces? ¡Ay ñeñe!

Roberto Ramírez Peña

, San Juan de la Maguana

Si usted no menciona el nombre de ese funcionario decente y probo, como pretende que lo pongamos como ejemplo de honestidad?

, San Juan de la maguana